Plataforma Regional de Información sobre Migración

Sobre la Plataforma:

Abordar el fenómeno de la migración como un proceso que se intensifica y profundiza junto con los procesos de integración y desarrollo regional requiere cada vez mayor coordinación y consenso entre los países involucrados. Para ello, es fundamental la generación, sistematización y acceso a información y datos relativos a las migraciones, con el fin de orientar los esfuerzos de los Estados en la elaboración de políticas migratorias sustentadas en la evidencia.

Las políticas migratorias sustentadas en evidencia son un componente fundamental de una buena gobernanza migratoria. Información y datos, por un lado, y políticas sustentadas en ellos, son elementos esenciales para el cumplimiento de las metas 10.7 y el 17.18 de la Agenda 2030. [1] Sin embargo, diversos estudios y evaluaciones recientes advierten múltiples desafíos para asegurar la disponibilidad de datos e información actualizada y en tiempo real sobre migraciones. Además, aún persisten limitaciones en la coordinación entre países (y en ocasiones entre instituciones a lo interno de un mismo país) para facilitar el intercambio de datos e información.

Los desafíos que persisten en esta materia han sido tratados en distintos foros internacionales.  En septiembre de 2016, en la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno se reunieron para discutir temas relacionados con la migración y los refugiados. En esa ocasión, 193 países adoptaron la Declaración de Nueva York para Refugiados y Migrantes, en la que reconocieron la necesidad de un abordaje integral a la movilidad humana y fortalecieron la cooperación a nivel global mediante la creación de mecanismos que protegen a las poblaciones migrantes. La Declaración de Nueva York, en su Anexo II, inició un proceso de consulta y negociación intergubernamental con el objetivo de adoptar un Pacto Mundial para una migración segura, regular y ordenada.

Los expertos en políticas y académicos por igual están de acuerdo en que los datos son clave para mejorar la gobernabilidad de la migración. Desde 2012, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecieron objetivos relacionados con la mejora de la capacidad de producción de datos y su disponibilidad. De manera similar, el Pacto Mundial por la Migración, un producto del proceso iniciado en 2016 con la Declaración de Nueva York y adoptado en diciembre de 2018 por la gran mayoría de los países que conforman las Naciones Unidas, destaca en su primer compromiso la importancia de proporcionar y utilizar datos precisos para desarrollar políticas de migración basadas en la evidencia.

Esta plataforma será una herramienta, financiada por el Fondo de Desarrollo Internacional de la OIM y administrada por la Oficina Regional de la OIM en San José, Costa Rica, que se pondrá a disposición de los estados para explorar y analizar datos migratorios de los 12 países participantes en la fase piloto del proyecto.

Los datos son esenciales para diseñar, implementar y evaluar políticas efectivas que produzcan grandes beneficios económicos, sociales y humanitarios. Los datos de migración son "más que números". Puede producir resultados de la vida real para migrantes y no migrantes, gobiernos, organizaciones internacionales y el sector privado por igual. Dos desarrollos globales ofrecen a los países una oportunidad histórica para avanzar en la agenda de datos de migración y hacer inversiones cruciales en datos.

La PRIMI tiene como contrapartes nacionales a las Direcciones/Institutos de Migración de los ocho países de Mesoamérica y cuatro países del Caribe (Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, Nicaragua, México, Panamá, Santa Lucía y Surinam). Estos organismos proveen la información estadística que constituye los insumos del Sistema y reciben por parte de PVIGM asistencia técnica y capacitación para el fortalecimiento de las capacidades nacionales en la temática migratoria.

 


[1] La meta 10.7 es “facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas”. Por otro lado, la meta 17.18 establece “de aquí a 2020, mejorar el apoyo a la creación de capacidad prestado a los países en desarrollo, incluidos los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo, para aumentar significativamente la disponibilidad de datos oportunos, fiables y de gran calidad desglosados por ingresos, sexo, edad, raza, origen étnico, estatus migratorio, discapacidad, ubicación geográfica y otras características pertinentes en los contextos nacionales. Más información sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible en: http://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals.html (disponible 05 diciembre de 2018)